Masterizar … Qué es eso?

Masterizar

Una vez que hemos terminado las mezclas de una canción que creemos tendrá éxito. El trabajo no termina aquí, hay una etapa más que debemos llevar a cabo. Se trata de la etapa de mastering (masterización). Pero ¿qué es en realidad masterizar? Es crear una versión maestra de la mezcla, se hacen ajustes de dinámica, balance e imagen para perfeccionar la pista. Al mismo tiempo se la prepara para su fijación ó transmisión por diferentes medios, fijarlo en un CD, en un archivo MP3 o para que sea difundido la radio o que se venda en una tienda digital, por ejemplo el famoso Mastered for iTunes!

En el proceso de mastering, se trabaja en la mezcla estéreo final, con equipos como: compresores, limitadores, ecualizadores, etc. Hay que considerar un aspecto crucial y muy especial en ésta etapa, se debe trabajar con diferentes oídos.

En un proceso de producción musical profesional, lo ideal es que sean dos ingenieros diferentes los encargados de la mezcla y de mastering. Esto se debe a que quien obtiene la mezcla estéreo para masterizar tiene los oídos frescos, y es necesario hacer una escucha mucho más objetiva.

Según Bob Katz, uno de los ingenieros de mastering más reconocidos y admirados del mundo, ” los profesionales que tratan de masterizar su propia obra (por las razones que sean: para ahorrar dinero, a causa de ego artístico, etc.) sólo lo hacen una vez ya que pronto descubren que hacer la masterización sin empeorar su obra es muy difícil. Por lo tanto en su siguiente grabación buscan los servicios de un profesional de masterización, o bien a mitad del proyecto abandonan sus esfuerzos y recurren a un profesional para terminar su proyecto”

Además, los estudios de mastering suelen usarse en forma exclusiva para masterizar y no para grabar o mezclar. Aunque podemos encontrar equipos de procesamiento similares, lo cierto es que llevan un tratamiento acústico particular y una configuración de los procesadores especial para llevar a cabo esta tarea.

Habitualmente en un home-studio o incluso en un estudio convencional la falta de un buen sistema de monitoreo especializado para mastering da origen a errores. Sin monitoreo o acústica correcta, uno no puede oír lo que hace (o no hace) en el área de “traducción”.  Tener monitoreo correcto nos ayuda mucho a llegar a un Master que se “traduce” fielmente a varios sistemas de reproducción.  Sin monitoreo correcto, el ingeniero que trata de masterizar descubre que tiene que comparar su obra en una docena de sistemas y tratar de lograr un promedio entre todos. El resultado: una grabación “mediana” sin emoción o impacto. Por el contrario, con un solo sistema de masterización bien calibrado, el ingeniero de masterización puede tomar decisiones correctas y rápidas, con la confianza de que su Master va a “traducirse” correctamente a la mayoría de los sistemas de reproducción, incluyendo la transmisión por Internet.

Con esto no se pretende desanimar a nadie a tratar de masterizar su propia obra si no tienen el presupuesto para pagar una masterización profesional. Se entiende que para un artista independiente o autoproductor lo más importante siempre sera promover y difundir su obra! Y el aspecto de masterizarla en numerosas ocasiones queda relegada a un Segundo plano, lo cual es un CRAZO error.

Lo más probable es que nuestro home studio casero no esté preparado para realizar un master profesional, pero podemos acercarnos mucho a ello. Podemos crear un premaster para enviar a un estudio profesional de mastering y que ellos se encarguen de perfeccionarlo, o podemos intentar crear el mejor máster que nuestros oídos, nuestros monitores y nuestro entorno nos permitan.

Ante la democratización de la producción musical y la consiguiente ultra-competitividad que se da hoy en día en la red, no queda más remedio que imponerse a través de un sonido bien producido y de calidad. Buscar una personalidad propia es el argumento más importante para poder sobresalir ante tantos grupos que suenan igual y si a esto se le añade un mínimo interés en la calidad ofrecida, entonces tendremos muchas más probabilidades que ciertos medios se hagan eco de nuestra música, empezando así ese efecto mariposa que tanto buscamos cuando decidimos distribuir nuestra música por Internet.

El problema radica en que, precisamente, son miles y miles de grupos (millones, más bien). La red está saturada; hay mucha oferta y resulta difícil separar el grano de la paja. Innumerables propuestas originales e interesantes pasan desgraciadamente desapercibidas para el público. Incluso, separando el grano de la paja y quedándonos sólo con los granos, la cantidad de grupos de calidad es muy elevada. La única solución es invertir en una buena promoción (algo que no está al alcance de la inmensa mayoría de los grupos, que tienen que pagar el alquiler de sus locales de ensayo, de las salas de conciertos y de sus casas). Y es que una buena promoción es una buena promoción, no un mailing list ni un bombardeo de spam. En definitiva, como decíamos antes, los grupos tienen que invertir para destacar.

Aunque el CD está en decadencia, aún es imprescindible ‘tener un disco en el mercado’ para ser tomados en serio. En formato físico, evidentemente. No tener un CD en las tiendas es sinónimo de ser amateur. A esto le podemos añadir cierto conservadurismo de la crítica musical, empeñada en recibir las novedades en formato físico, lo que aumenta considerablemente los gastos en promoción.

¿Y si me ahorro planchar mi disco en CD, diseño mi propia aplicación multimedia y me doy de alta previo pago en Spotify? Es una buena idea pero, volviendo a lo de antes, ¿cómo vas a promocionar todo esto? ¿Cómo sabrá el público que existes? Imaginando que tengas ahorrado tanto dinero como para un organizar un buen lanzamiento con una buena promoción, ¿cómo piensas recuperar lo invertido?

Deseas masterizar una obra?

Zagaz Music pone a tu disposición su nuevo servicio de masterización. Si deseas masterizar una canción o un álbum, escríbenos a servicios@zagazmusic.com

Share

Jose Luis Zagazeta

Cofundador de Zagaz Music Fundador de La Cupula Music Fundador de Musicxip